Estimulación temprana

Desde los inicios de la escuela, un rasgo que nos caracteriza es la aplicación del programa de estimulación temprana basado en las aportaciones de Glenn Domman y Karl Delacato.

La finalidad es conseguir desarrollar al máximo las capacidades de cada niño y niña.

Esta propuesta metodológica da mucha importancia al trabajo neuronal a través de la captación de estímulos sensoriales y la organización de estos en la mente.

Aprovecha los periodos sensitivos de estas edades para potenciar al máximo la memoria de la persona y tiene una concepción muy global del aprendizaje que deriva de la conexión entre la motricidad y la inteligencia.

Las actividades que forman parte de este programa son:

Música: La educación musical en edades tempranas es vital de cara al proceso educativo global del niño. Tenemos un repertorio de canciones, danzas, audiciones, ejercicios de discriminación auditiva y materiales musicales dentro de nuestro programa Guía. Sensibilidad musical para desarrollar el proceso interno de aprendizaje del niño. La música es un excelente medio de aprendizaje y despierta siempre una gran curiosidad en el niño… Con la música trabajamos las capacidades básicas de atención, percepción sonora, memoria rítmica y melódica. Todo esto ayuda en gran medida al desarrollo cognitivo del niño. La música nos ayuda a crecer y ser más felices!

Las audiciones: Actividad diaria donde el niño escucha audiciones mayoritariamente de música clásica para desarrollar al máximo la amplitud de frecuencias del oído, lo que favorecerá un buen aprendizaje de la fonética de los idiomas.

El paseo: Se realiza fuera del aula y se basa en el contacto directo con el entorno, con la observación y la experimentación para adquirir unos conocimientos de sí mismo, de sus posibilidades y de las relaciones entre él, los otros y el medio disfrutando de sus conquistas y compartiéndolas con sus compañeros.

Los bits y los rótulos: El trabajo de bits y rótulos forma parte del rincón de estimulación.

El trabajo de los bits pretende dar información verbal y visual simultáneamente para aprovechar al máximo el potencial memorístico del alumno en estas edades, estructurando y relacionando los conceptos y enriqueciendo el vocabulario.

El trabajo de los rótulos acerca el niño al lenguaje escrito favoreciendo el inicio de la lectura global.

Estimulación temprana: Tacto, olfato

Mediante la estimulación temprana, trabajamos también el tacto, que ayuda al desarrollo integral del niño.

Dejemos que el niño explore, examine diferentes texturas, diferentes materiales como algodón, guantes de lana, papel, cartón, arena ….

Jugamos también al “juego de los olores” para estimular el olfato. Es sumamente importante para abrir nuevos canales de información y para el crecimiento del niño.

Se pretende enseñar al niño la habilidad para poder oler, y manifestar ciertas reacciones ante cualquier estímulo olfativo. Olemos bolitas perfumadas, algodón impregnado con colonia, menta, limón, mango, mandarina y diferentes especies.

EL PASEO (bebé)

El paseo es una fuente muy importante de estímulos y bienestar para el bebé. Durante el trayecto, el niño observa todo lo que le rodea: árboles, flores, gente, edificios … mientras recibe todas las sensaciones que el aire transporta: olores, brisa, ruidos … Además, el sol que nos acompaña habitualmente durante todo el paseo, es de vital importancia para el niño, además de favorecer la segregación de diferentes vitaminas, como la D, necesarias para el buen crecimiento del niño, es un buen antiséptico natural. Es por todo ello, que en la escuela se potencia mucho esta actividad, pues el bebé sale muy beneficiado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *